.

si he podido sostener toda la nada entre mis brazos

el mundo puede descansar en mis orillas

.


...al fin (audiovisuales)

...a través de la voz de tu diseño (gráficas)

...en principio (dibujos)

...sueños

de.galería.


(…)

Despertar con la extrañeza de buscar acomodarme, ese bailecito del alma que vira hasta encontrar la dirección perfecta, el lugar perfecto, la placidez absoluta. Tipo gato. Aún en la cama (y en realidad en un semidespertar), la función de la matina se desarrolló sobre la almohada, desde mis hombros hacia la cabeza. El Bailecito, como busca el animal, fue una fuerte sensación. Y qué sigue a una fuerte sensación? El/los interrogante/s. Qué pasó, de dónde viene esta nimia contorsión, buscando qué, hacia dónde. La respuesta (ya más despabilada) fue... soñé. Soñé. Me soñé la cabeza en tu hombro, descansada, gata complacida. Sentí tu cuerpo continente de colores, nutritivo, aromático y airoso. Ilustré tu perfil en el instante en que decías que habías arreglado, que podríamos estar de seis a ocho.

(…)

Casita en un árbol. 
El mar imponente se recostaba sobre el pasto. 
Una misión.

(…)

Camellos paseando por la habitación. 
Libros inundados. 

(…)

Un tren descarriló en el cielo.

(…)






No hay comentarios: